La ciudad de Buenos Aires, en general tomada como ejemplo para las otras localidades en lo que se refiere
a Códigos de Publicidad, ha legislado la publicidad de vía pública, en el año 1986, y más allá de algunas
pequeñas modificaciones, sigue manteniendo este código, sin actualizarlo, cristalizando una situación que
en estos momentos se traduce en menos posibilidades de trabajo, en la imposibilidad de utilizar
tecnologías nuevas. CAIL efectúa legítimos reclamos que servirán también para que otras localidades del
país no se vean perjudicadas, posibilitando mantener y generar fuentes de trabajo en todo el territorio.

ver revista >


Suscripción | Archivo

Copyright © 2002 Letreros | powered by revision alpha